lunes, 15 de agosto de 2011

Hurry Up (y todo sigue siendo muy experimental)

video

Música: Zbigniew Preisner (Les Marionnettes)
Texto: Hurry Up (parte)

Fumábamos más de la cuenta en aquella madrugada insustancial de noviembre. Me gustan los días normales en que los barrancos se llenan de agua como acompañamiento musical. Todo es la hostia cuando tus sentidos viajan tan rápido como los míos colisionando en el kilómetro cero, depositándonos en un nuevo amanecer.

Los polos se derriten despacio sin que nada nos importe demasiado; o al menos no en éste momento. Quiero besarte, dices. A lo que mi cuerpo responde quebrándose e instintivamente hago de mi jersey una válvula de escape por la que evadirme de la gente que nunca fue tan real como tú.

Nuestra ropa empezó a picar sobre la carne hace dos ratos. Mi jersey siente ese odio que sólo es capaz de volar cuando es empujado por cierta adicción.

Chorreamos a través de las mangas de tela, brotamos de mis puños mal cosidos porque el espacio empieza a ser condenadamente estrecho. Porque necesitamos más. Goteamos juntos de una forma extraña y, hace un rato que dejé de sentir frío sin que haya dejado de ser verdad. Porque se me ha olvidado todo.

Y te abrazo ajena a todas las partículas de polvo que se inmolan negándose a convertirse en mierda. Y te abrazo hasta que el sudor se enfría exterminando los desechos de lo que algún día fuimos. Y te abrazo porque dueles más que cuando mis pies no miden y mi dedo meñique se estrella contra el cerco de la puerta. Y te abrazo durante nueve segundos porque estoy sentenciada a seguir odiándote hasta que se desnude el nuevo sol.

Y te abrazo, y te abrazo, y te abrazo...

Que te jodan, puta, murmuras con la voz apagada y escapando del jersey. Que te jodan a ti también, respondo ayudándote a salir.

Sonrío y mi congelador vomita el agua al compás de los polos que se destruyen. Me enciendo el último cigarro de la noche y el primero de lo que podría ser una mañana.

Y te vas. Y me voy. Pero los dos sabemos que ni siquiera los adioses duran para siempre.

¿A que sí?

24 comentarios:

Marla Singer dijo...

Aplaudiría hasta pulir mis huellas. Pero... en fin. Quizás sea mejor volver a decirte que me encandilas.

Lunática (R.) dijo...

Joder. No se como lo haces, pero apareces en las actualizaciones y me dejas sin aire. Aún no he conseguido volver a respirar. Eres buenísima. Increíble. (Perdón por el excesivo peloteo, no me gusta ser así, intento dejarlo, pero es que me gustas mucho, toda esta página y todo lo que escribes)

Salomé dijo...

¿Y a quién le interesan los adioses?

Seamos hoy, ahora, por siempre. Y nada más.

Muás.

El hombre de Alabama dijo...

A mí también me irritan los jerseys.

Elena Lechuga dijo...

LA HOSTIA.
LA HOSTIA.
LA HOSTIA. EN BARRA.

OLÉ LAS COSAS CON ARTE

Laura Caro dijo...

Hagamos que el silencio sí que dure, aunque carcoma por dentro, aunque arañe, aunque congele, aunque maquinice los actos durante el tiempo eterno que la palabra se ahoga dentro.
Me encanta como escribes.
Lo sabes...¿ no?

Laura Caro dijo...

¡ Qué raro se me hace oírte!
La voz que yo recuerdo es otra tan distinta...
En fin, todos crecemos.
A base de tortas.
Un abrazo gigante.

NallA ZenitraM dijo...

Buen texto sin duda... y la música bien escogida.
Me quedo con la frase del meñique golpeando las puertas... porque me trae recuerdos xD
Saludos.

Rapanuy dijo...

Tanto fumar, dicen, hace que la voz de las personas adquiera vida propia; cuidado no vaya a ser que en los textos, a falta de sonido, puedan los personajes, adquirir vida propia. :)

Abrazos.

El Joven llamado Cuervo dijo...

Si, estás loquisima como Lechuga. Hermosamente loca.

Eleanor Smith # dijo...

Definitivamente: un espacio muy al estilo de lo que me gusta leer.

Te sigo.
Te enlazo, con tu permiso.

From my forest #
Http://pajaronegro77.blogspot.com

Un beso o 2 #

El Escritor dijo...

"Nuestra ropa empezó a picar sobre la carne hace dos ratos. Mi jersey siente ese odio que sólo es capaz de volar cuando es empujado por cierta adicción"

Cómo explicarlo mejor?

Me has dejado maravillado.

Namasté dijo...

Vuelves y te superas amiG-A...
Estoy lejos, pero sigo aquí, adicta a tus relatos. Me ha encantado!
Un super-beso de los apretaos...

Igor dijo...

Es que me quedo descolocado con este nuevo lenguaje tuyo. Y me pregunto si es una durísimo ejercicio literario o tiene un punto de dejarse llevar a donde sea. Bueno, sea como sea, estos salvavidas en forma de breves relatos me siguen gustando mucho, con esos cortes abruptos que dejar ir cuando menos te lo esperas.
Un saludo.

Gybby dijo...

Y te abrazo, y te abrazo, y te abrazo.....

Te superas tia!!! Me he enganchado a un nuevo vicio, que es escucharte!!

Un besazo!!

Juan Risueño dijo...

Ansia. Pasión. Tormento.

Y lenguaje idóneo.

Saludos Asolada

sandocan en bicicleta dijo...

Intenso.
Lo mejor de escribir relatos como estos, es que si los has vivido, sabes que las palabras se quedan cortas para describir situaciones como esas. pero definitivamente, tu escrito ha logrado captar la esencia de la escena. como dije antes, intensa.

"Seguro que es mejor la imposibilidad de ser Romeo, que el hecho de poder serlo". Es fantástico lo que has escrito. porque justamente simplemente es mejor ser, que poder ser. poder ser, es poder ser ese algo que no se es. nada mejor que simplemente ser.
me encanto tu comentario.

un saludo grande, desde la lejanía.

La sonrisa de Hiperión dijo...

Siempre estupendos los posts que nos dejas. Un placer haber vuelto por tu espacio.

Saludos y un abrazo.

Rorschach dijo...

¿Son muy caros esos jerseys?
Besos.

Kayla dijo...

Aquí estoy.
Por fin ha llegado el momento.
Me hacía ilusión ser tu seguidora número cien, ya ves.
Será porque te tengo cariño.
Te lo cuento todo en un correo.
Un abrazo ( o dos).

Asolada dijo...

Me hacéis reír y luego así :O y yo no puedo evitar decir cuánto me gusta que deambuléis por aquí.
Un beso a todos.

don vito andolina dijo...

Hola,preciosas letras desnudan la integral belleza de este blog, si te gusta la palabra elegida, la poesía, te invito al mio,será un placer,es,
http://ligerodeequipaje1875.blogspot.com/
gracias, buen día, besos reales...

nobody as himself dijo...

Ey! acabo de llegar de un viaje y me encuentro con esta maravilla.
Joder esto sí que es un viaje...
mil besos!!

Mariette dijo...

Ay, te voy a tener al teléfono todo el día.