domingo, 2 de octubre de 2011

No nada

Este blog se ha convertido en las ruinas de mí misma. La música se ha distorsionado y mi voz ha dejado de existir sin motivo aparente. Siento que todo se ha quedado atrás. Que nada tuvo sentido, salvo por la gilipollez del aprendizaje.

Lo único que he aprendido es que nada ha valido la pena, así que no quiero aprender nada. No quiero hacer nada, salvo dejarme hacer por una vez en la vida. Eso, y matar a 5 ó 6.

Siento que la lluvia me espera a la vuelta de la esquina. ¿Y por qué no decirlo, joder? Al fin y al cabo es la razón por la que entiendo que sigo viva.

Tengo miedo, ¿y qué?

15 comentarios:

Laura Caro dijo...

La lluvia siempre espera.
Tampoco es tan mala...¿no?
Limpia el aire y ayuda a crear nueva vida...
Un abrazo enorme.

Eleanor Smith # dijo...

Yo he aprendido al leerte.
Y me gusta.
Claro que lo poco o mucho que yo diga, no tiene sentido *

Un beso o 2 #

Juan Risueño dijo...

En las ruinas están todos los ladrillos para volver a construirte.
Obra nueva vida nueva.

Saludos

Lunática (R.) dijo...

A lo mejor en vez de llover agua este otoño nos llueve un poco de sentido, ¿No? Ojalá... Bueno, ya sabes que tus letras son mucho para muchos
besos

Hyku dijo...

Queda poco para la lluvia otoñal. Te llevo paraguas o eres de las que le gusta dejarse empapar?

Besos torrenciales

El Joven llamado Cuervo dijo...

Amo las ruinas...

Gybby dijo...

Las ruinas se convierten en cimientos de nuevas ilusiones.
Si que ha valido la pena, me haces disfrutar con tus letras, tu voz maravillosa y tu música...un conjunto que deja huella!! ;)
Ponte la capucha y por el miedo no te preocupes, que todos, lo digamos o no, lo tenemos en algún momento!!

Un besazo Asolada!!

Lunática (R.) dijo...

Eres la hostia, Asolada. La hostia (perdona, pero tenía que decírtelo)

Nuevo Ícaro dijo...

Matar a cinco o seis!! Que sean 50 o 60 mujer, de hacerlo hacerlo bien, te harás famosa y eso y todos dirán, oh, ah, se volvió loca. Su blog era su ruina. ¿De qué coño tendría miedo? Estaba loca. Si creo que dirán algo así pero yo me pregunto si el loco no será aquel que no tiene miedo a nada.

En fin, que suerte, con la decisión que tomes sea cual sea.

Saludos alegremente ruinosos

Enric Draven dijo...

Perdon si suena egoísta, pero seguirás escribiendo, no?

salut i ánimos

Enric

Rapanuy dijo...

Hay quien dijo que tenemos que aprender a desaprender, ¡toma ya!, con el trabajo que nos ha dado aprender y al final para nada, por eso estoy a muerte contigo ombliga... Y que caiga la lluvia a nuestro alrededor hasta que el mundo se anegue.

Besos.

Namasté dijo...

Nunca digas que nada ha valido la pena. Todo lo que nos pasa, lo que nuestro cuerpo sufre nos enseña, aunque duela.
Y que quieras "dejarte hacer" debería convertirse en algo más que una vez en la vida: dejarse querer, dejarse cuidar, amar, tocar, besar...Dejarse llevar es buenísimo.
Lo de matar a 5 o 6 lo entiendo, un arrebato asesino lo tenemos todos ( piensa en la peli de Michael Douglas...jo, qué ganas daban de pegar tiros...)
Y el miedo: ¿ Qué pasa ? No es nada extraño tenerlo, aceptarlo, pero sin dejar de querer aprender nunca.
Te adoro, mi niña, decidas lo que decidas, estoy aquí.

Tonetxo dijo...

Tener miedo no es ningún problema. Leer tu blog, es como compartir un rato contigo, mirarte a los ojos y ver lo que tú ves, charlar acompasando mis labios a los tuyos, o descansar un instante de todo cogidos de las manos a través de tus palabras sintiendo lo que tú sientes y compartiendo relámpagos. A mí me gustan mucho estas ruinas, las paseo con calma, serenidad, y exploro sus rincones y disfruto con los remolinos de un pensamiento complejo que arde entre destellos y gemidos.
Sal a la lluvia y empápate hasta la médula. Eso, carga las energías de cualquiera.
Beso mandarina.

Advenedizo. dijo...

yo nunca tengo miedo ya.

Eriwen dijo...

Somos lo que somos por lo ganado y por lo perdido... todo merece la pena, aunque no seamos capaces de verlo.